Le Cirque du Soleil y la melancolía

Aprovechando que hoy se estrena en Barcelona el último espectáculo del Cirque du Soleil, Dralion, recupero una entrada que escribí cuando presentaron Corteo, y que sigue siendo válida.

 

Los anuncios del último espectáculo en Barcelona del Cirque du Soleil, “Corteo”, me llamaron la atención porque todas las imágenes de los personajes que los autobuses de línea paseaban por la ciudad eran caras tristes, melancólicas, o así me parecieron.

Me he asomado a la red para buscar imágenes de alguno de sus otros espectáculos, Alegría, Saltimbanco, Mistère… y en todos ellos predominan las caras de la melancolía (o la ausencia de sonrisas o rostros alegres). También este es el tono emocional de la mayoría de sus vídeos. En raras ocasiones sus personajes dejan escapar una sonrisa y aún cuando lo hacen es tan tenue, tan frágil, que refuerza más, si cabe, el fondo de (aparente) tristeza.
Continua llegint