Pluralismo y mito_7/7

5. Los mitos en la sociedad plural

El diagnóstico que estamos haciendo de la sociedad occidental contemporánea no parece que nos vaya a permitir ser demasiado optimistas en cuanto a las posibilidades de abastecer -por seguir con la metáfora con la que hemos comenzado- reservas de sentido entre las diferentes comunidades de vida que se ven obligadas a compartir espacios geográficos y sociales.

No obstante, en lugar de buscar las soluciones “fuera”, propongo una opción que reconozco arriesgada: dirigir la mirada hacia el epicentro de la vida moderna, hacia lo que seguramente más la caracteriza, el consumo. El consumo está tomando el lugar vertebrador a la producción industrial en las sociedades contemporáneas y acompaña de forma inseparable al proceso de globalización. La propuesta que hago es fijarnos en si la globalización de la economía y la extensión de los estilos de vida ligados al consumo y a la economía capitalista no están -o han estado- haciendo surgir y esparciendo los (nuevos) mitos del mundo actual. Sin valorar la bondad de esta situación, no hay duda de que el cine, la televisión y, principalmente, todo el mundo de la publicidad que envuelve, están haciendo mucho por la globalización cultural, que es mucho más difícil que la económica . A través del consumo y la publicidad se pueden proporcionar nuevos mitos y nuevas formas de integración cultural.

De la misma manera que el “cosmopolitismo europeo” (U. Beck) es un tipo de efecto colateral de la globalización, me atrevo a afirmar que los significados compartidos (los mitos comunes en un mundo plural) pueden venir como efecto no buscado de la globalización. Mitos alrededor del consumo, del bienestar material. Mitos como pueden ser el individualismo (el yo), la diversidad, el héroe, la libertad, la transgresión (el cool), la autenticidad, etc. Está claro que la publicidad cuando se hace eco de estos “mitos” -de forma bien creativa e innovadora, eso sí- es porque ya están, de alguna manera, presentes en la vida social. Estoy hablando de generalización y de afinidades electivas.

George Ritzer (2000), al final de su libro sobre el consumo y el reencantamiento de un mundo desencantado, se pregunta hacia dónde vamos. La respuesta, que no quiere ser visionaria, apunta hacia algunos de los caminos que ya hemos iniciado: una previsible expansión del consumo y de las catedrales del consumo, el hecho de que los medios de consumo se están volviendo cada vez más efímeros e inmateriales, la necesidad de más espectáculo (autodestructivo) y el convencimiento de que la gente no se quedará en casa. Por último, se hace una pregunta -que es la única forma posible de terminar una “previsión” de esta tipo-: “¿Cómo vivir una vida dotada de sentido en una sociedad definida cada vez más por el consumo?”

La pregunta por el sentido no tiene una sola respuesta, evidentemente, hay “muchos caminos con corazón”, como dicen los indios yaqui (Castaneda, 1985). El problema es, sin embargo, que si cada uno puede encontrar su camino con corazón, el plano de orientación debería ofrecerlo la sociedad y, como hemos visto, hay indicios de que cada vez más, ante las dificultades obvias, la sociedad va dejando en manos de los individuos la totalidad de la empresa. Y ante semejante libertat, el màrqueting suele ocupar el lugar de la religión.

_______

Nota:

No debemos olvidar la voluntad de posición absoluta con que todos los mitos se presentan o se quieren presentar. Así, dos mitos como el (hoy por hoy hegemónico) “mito del desarrollo económico” (y supuesto crecimiento) y el (ya caduco y olvidado) “mito de la revolución” se han querido imponer en todo el planeta sin tener nada en cuenta si el coste de estas “definiciones de la realidad” (propias de la modernidad) estaba dispuesto a ser asumido por las personas. Y también hay que decir, sin embargo, que tener en cuenta la definición de la realidad que tienen los demás no significa que se acepte que todas son igual de buenas, porque comprender no es optar, sino aceptar como hechos las opciones morales los demás (Berger, 1979)

________

Como seguramente no es posible una vida sin sentido, es decir, sin la posibilidad de trascender el momento presente y de escapar a la contingencia (hace falta que una vida mejor”sea posible) (Bauman, 2004), las personas, ante de la crisis de las viejas instituciones, organizan sus vidas atendiendo a las nuevas condiciones. Ocio (tiempo de no-trabajo) y consumo (actividad central del ocio) se han erigido durante las últimas décadas del s. XX en dos horizontes de sentido. En torno a ellos han surgido y se han recreado buena parte de los mitos de nuestro mundo actual. El consumo ha permitido a los individuos empezar continuamente una vida llena de emociones y de sentido (s). No hace mucho nos lo recordaba un anuncio de coches: [no seas hipócrita, nos venía a decir, mientras el héroe se disfrazaba de cantante “antisistema”] “A todos nos gusta vivir bien” [y imágenes -que apelan la imaginación- nos mostraba el preciado objeto de consumo]. En qué consiste este bien es lo que se nos está ofreciendo como algo incuestionable e incondicionado (un mito).

El objetivo de este apartado, no ha sido describir la naturaleza o el alcance de este bien, ni el complejo proceso que nos ha llevado a esta situación, sólo he apuntado algunas de las condiciones que lo han hecho posible.

 

REFERÈNCIAS BIBLIOGRÁFICAS

(de las siete entrades sobre Pluralismo y mito)

 

Bacon; F. (1979) [1620] Novum Organum. Barcelona: Fontanella.

Bauman, Z. (2001) Globalització. Les conseqüències humanes. Barcelona: Pórtic-Ediuoc.

Bauman, Z. (2003) Comunidad. En busca de seguridad en un mundo hostil. Madrid: S. XXI)

Bauman, Z. (2004) La sociedad sitiada. Buenos Aires: FCE:

Beck, U. (1998) La Sociedad del riesgo: hacia una nueva modernidad. Barcelona: Paidós.

Beck U. i Beck-Gensheim, E. (2001) El normal caos del amor. Barcelona: Paidós.

Berger, P. (1999) El dosel sagrado. Barcelona: Kairós.

Berger, P. (1979) Pirámides de sacrificio. Ética política y cambio social Santander: SalTerrae.

Berger i Luckmann (1992) La construcció social de la realitat. Barcelona: Herder

Berger i Luckmann (1997) Modernidad, pluralismo y crisis de sentido. La orientación del hombre moderno. Barcelona: Paidós.

Berger, P. (1979) Facing up to modernity. NY: Penguin Books.

Bruner, G. (1994) Actos de significado. Madrid: Alianza.

Castaneda, C. (1985) Las enseñanzas de Don Juan. México: FCE.

Collins, R. (1992) Sociological insight: an introduction to nonobvious sociology. New York/Oxford: Oxford University Press.

Duch, Ll. (1995) Mite i cultura. Barcelona: PAM.

Durkheim, E. () [] Las formas elementales de la vida religiosa.

Fernández, E. (coord.) (2003) “Persona i societat” (dins de “Assignatures Pendents. La incòmoda herència del segle XX”) Revista Iddes. Nº 20 oc/des 2003

Giddens, A. (1992) La transformación de la intimidad. Madrid: Cátedra.

Kant, I. (1978) [1781] Crítica de la razón pura. Madrid: Ediciones Alfaguara.

Kolakowski, L. (1990) La presencia del mito. Madrid: Cátedra.

Kolakowski, L. (1985) Si dios no existe… Madrid: Tecnos

May, R. (1992) Necesidad del Mito. La influencia de los modelos culturales en el mundo contemporáneo. Barcelona: Paidós.

Mayos, G. (2005) “L’alteritat de la raó: ¿què fer amb l’irracional?” (dins de Pensar l’alteritat. Barcelona: La Busca edicions)

Sennett, R. (1978) El declive del hombre público. Barcelona: Península

Sennett, R. (2000) La corrosión del carácter. Las consecuencias personales del trabajo en el nuevo capitalismo. Barcelona: Anagrama.

Terricabras, J-Ma. (2002) I a tu, què t’importa? Els valors, la tria personal i l’interès col·lecitu. Barecelona: La campana.

Shütz, A. (1964) “El forastero. Ensayo de psicología social”, dins de Estudios sobre teoría social. Buenos Aires: Amorrortu.

Shütz, A. (1964) “La vuelta al hogar”, dins de Estudios sobre teoría social. Buenos Aires: Amorrortu.

Shütz, A. (1974) “Sobre las realidades múltiples”, dins de El problema de la realidad social Amorrortu: Buenos Aires.

 

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s