Usos i abusos del WhatsApp

En el context d’una xerrada organitzada per les AMPA dels col·legis de Torrelles de Llobregat (AMPA Can Coll, AMPA Sant Martí i AMPA SI Torrelles), vaig exposar les següents idees:

Quan es parla de tecnologies digitals, per moderar tant les filies com les fòbies que solen generar les mediacions tecnològiques, convé tenir present el lloc –uns dels rols- que ocupen les tecnologies en la vida humana. Podríem fer una llista llarguíssima de tecnologies, que aniria des de molts mil·lennis enrere fins fa pocs anys o mesos, sense les quals molts dels que naveguem per Internet, i també els que no, estarien morts o tindrien una existència molt penosa. El que això escriu, fa pocs decennis, hauria mort fa uns 15 anys d’un còlic miserere (o apendicitis), o potser anys abans d’alguna infecció o tètanus. Podrien multiplicar-se els exemples en diferents dimensions.

Les tecnologies trenquen els límits que imposa la natura; la biologia ens marca unes fronteres que la tecnologia (la cultura) ens permet ultrapassar o, també, transgredir. Això es mereixeria una profunda reflexió (per posar-ne una, recomano la lectura de H. Arendt “La conquesta de l’espai i l’estatura de l’ésser humà”. Dins de: Entre el pasado y el futuro. Ed. Península, 2003). També podríem dir-ho d’una forma més filosòfica: la tecnologia augmenta la nostra potència d’existir. Allí on la natura limita(ria) la nostra existència, la natura-cultura humana, i la tecnologia, ens permet perseverar en el ser. Seguir sent éssers humans. En aquest sentit ens fa més humans. La digitalització podria contemplar-se com l’horitzó de la humanitat.

[Eudald Carbonell, en una entrevista de ja més de 14 anys, entre la broma i la provocació, comentava que qual els nostres nets o els fills dels nostres nets preguntessin per les pràctiques amoroses dels seus avis o rebesavis, no podrien deixar de sentir fàstic al saber que ens tocàvem i besàvem com animals!]

Continua llegint

Anuncis

La investigació filosòfica (assaig filosòfic, pregunta transcendental) i la perspectiva sociològica.

(Pensat pels alumnes del Màster en Humanitats: art, literatura i cultura contemporànies de la UOC)

La investigació filosòfica

“El objeto de la filosofía es la aclaración lógica del pensamiento. (…) La filosofía no es una teoría, sino una actividad. (…) Una obra filosófica consiste esencialmente en elucidaciones. (…) El resultado de la filosofía no son ‘proposiciones filosóficas’ [éstas no tendrían propiamente sentido], sino el esclarecerse de las proposiciones. (…) La filosofía debe esclarecer y delimitar con precisión los pensamientos que de otro modo serían, por así decirlo, opacos y confusos.” [Wittgenstein, Tractatus logico-philosophicus]

En la línia d’aquesta afirmació de Wittgenstein, podeu consultar el llibre de Josep Ma. Terricabras, Fer filosofia avui. Ens presenta la filosofia com una activitat que serveix per resoldre problemes, els que planteja el llenguatge i/o les teories que parlen de “realitats” que només tenen “realitat” en el llenguatge, etc. La manera adequada del tractar els problemes (diu Terricabras en un altre llibre Atreveix-te a pensar es portar a la superfície allò que estava amagat o que ningú no veia, tot i que potser era ben a la vista (el que més endavant anomenaré “desemmascarament”).

Continua llegint

Intimidad. Teoria triangular del amor.

La intimidad, qué es la intimidad, no se puede describir o definir fácilmente, pues tiene muchas dimensiones. Para empezar, no debe confundirse con interioridad (aquello que es personal, propio), ni tampoco con privado (doméstico), como lo opuesto a lo público. Esto no quiere decir que en ningún caso tenga que ver con lo personal ni con lo que suele mantenerse en un espacio no público.

Por norma general, la intimidad se comparte con alguna o varias personas, suele tratarse de una relación, de una conversación, de un trato “cuidadoso” entre personas. En este diálogo-relación se tejen vínculos, se comparten emociones, conocimientos, se llevan a cabo acciones; proporcionan conocimiento mutuo y autoconocimiento. Podríamos decir que se crea una esfera mini-pública de relaciones personales. Generalmente lo íntimo, si se hace público, en el sentido de extraerlo de la esfera en la que se ha tejido voluntariamente –pero a veces involuntariamente, como por ejemplo en la entrevista con un médico-, es un dato, un conocimiento que nos puede perjudicar, que puede deteriorar nuestra imagen, que alguien puede utilizar para hacernos daño de algún modo. (En parte, esta idea de intimidad proviene de Viviana Zelizer en The Purchase of Intimacy)

Continua llegint

EXTIMIDAD. Fotogramas del alma (por F. Núñez y Pau Alsina)

El texto que sigue forma parte del catálogo de una exposición, “Extimidades”, que tuvo lugar en el centro de arte ES BALUARD, en Palma de Mallorca el noviembre de 2010.

(https://paualsina.wordpress.com/2010/11/20/texto-extimidades-en-la-era-digital/)

 

“¿Os imagináis cómo sería vivir en una casa con paredes de cristal, abierta al público y sin ningún tipo de intimidad? Así se sentirán los nuevos concursantes de La casa de cristal… La concurrida explanada de Nuevo Centro es el lugar elegido para que los concursantes elegidos convivan 33 días en un apartamento transparente de 18 metros cuadrados. El reality consiste en que durante el mes de noviembre dos personas tendrán que vivir en ese espacio totalmente vetado de intimidad. También podremos seguir los pasos de las dos personas elegidas por televisión, radio, prensa e Internet 24 horas.”

Así se presenta un reality show que se basará en mostrar la intimidad de los participantes. La experiencia tiene un precedente en Chile. Pero la irrupción de las cámaras en los espacios privados y domésticos no es nada nuevo. La exhibición de la intimidad, propia y ajena, está a la orden del día.

La intimidad era antaño la fuente de la autenticidad, el atributo esencial del hombre, pues venía a “representar la diferencia sustantiva entre el hombre y el animal” (Ortega y Gasset). Esa misma intimidad es hoy banalizada, reducida a una privacidad inexistente, convertida en un puro espectáculo. Las cámaras de Gran Hermano emiten en vivo y en directo las relaciones privadas de los concursantes. Y estos confiesan en la habitación más secreta de la casa sus más íntimos pensamientos. Las revistas del corazón publicitan los avatares de la vida íntima de los famosos. Al tiempo que miles de cámaras de televisión instaladas en espacio públicos y privados y un ejercito de cámaras fotográficas y videocámaras instaladas en ordenadores y teléfonos móviles vuelven públicas nuestras vidas.

Continua llegint