La filosofía de Ch. Taylor_La importancia de Herder(1/4)

La importancia de Herder (Taylor, 2012)

Taylor nos recuerda que que fue I. Berlin quien rescató de Herder su compresión “expresivista” de la persona humana [fundamental para entender la sociedad contemporánea y la voluntad de los modernos de expresarse en sus obras y en sus acciones, que se nos ha mostrado también como la posibilidad de ser “uno mismo”, de vivir una vida con “autenticidad” –Taylor es autor también de un libro sobre “La ética de la autenticidad”].

La tesis de Taylor es que Herder es la figura bisagra que origina una forma fundamentalmente diferente de pensar con respecto al lenguaje y al significado (p. 115)

Herder se enfrentaba a una antigua i venerable perspectiva sobre el lenguaje (de origen en S. Agustín) que afirmaba que las palabras adquieren su significado al ser usadas para designar objetos y que lo que designan es su significado… Este punto de vista recupera su vigor en el s. XVII con Hobbes i Locke, entrelazándose con el nuevo “ámbito de las ideas”, de donde surgirá una poderosa idea del papel del lenguaje en el pensamiento humano (Condillac, inspirado en Locke, le dará su forma más influyente, la cual criticará Herder duramente).

Continua llegint

Anuncis

La filosofía de Charles Taylor_Presentación

Voy a dedicar una serie de entradas a presentar parte del pensamiento de Ch. Taylor, aquel que tiene que ver, principalmente, con su interpretación del lenguaje y la centralidad que éste tiene en la definición (y concepción) del sujeto humano. Mi presentación se basará en intentar resumir (y por tanto en ofrecer el “destilado” de mi lectura de Taylor) algunos artículos recogidos en las dos obras abajo citadas.

Una primera entrada se centrará en mostrar la importancia de Herder en la comprensión contemporánea del lenguaje (el giro que introduce). Los temas aquí planteados vuelven a aparecer (y se hacen más claros y evidentes) en los siguientes artículos (y entradas). Por ejemplo, el concepto de “trasfondo”, la naturaleza del lenguaje, la ontologización del pensamiento moderno, etc.

En la segunda entrada, Taylor nos aproxima al Pensamiento de Heidegger i Wittgenstein, situándolos en el giro preconizado por Herder y tratando de superar la que denomina “ontologización” del pensamiento racional. Para Taylor su filosofía es contracorriente.

Continua llegint

Fantasies d’amor: “A l’altra banda del vidre” (per F. Núñez Mosteo)

L’Esteve vivia reclòs a casa dels pares, en el poble on havia nascut, un poble no gaire gran, d’uns cinc mil habitants, on tenia els amics de tota la vida, amb els quals no compartia gaires afeccions ni mantenia una relació fluïda. Així doncs, la gran majoria de les nits, caps de setmana inclosos, se’ls passava al poble, avorrit, sense saber, sense voler, sense poder fer altra cosa que rondar els bars on era possible fer petar la xerrada o beure uns gintònics. La ronda, de quinze a vint minuts de durada, sovint no solia tenir èxit. Es tancava a casa i es consolava de la petita decepció amb el ferm propòsit d’una nit de treball i estudi: intentava treure endavant una tesi doctoral sobre les àmfores romanes per trobar sortida a la milionària i blindada oficina bancària on treballava. A la decepció seguia el fracàs i la seva corcada voluntat no resistia la sempre seductora idea de defugir del món amb la seguretat que al despertar l’endemà al matí, d’hora, gairebé a l’alba, els ànims serien excel·lents. Per què, doncs, suportar una soledat que per la nit se li enganxava al cos com una boira espessa? A l’Esteve li agradava pensar que els seus ritmes biològics, que el seu tarannà i el seu bon ànim queien, amb el sol, en arribar la nit i ressorgien quan el sol tornava.

En veritat, allò que enyorava aquelles nits de frustrats encontres i d’impossible treball era un amant, algú a qui penetrar amb el desig fins l’epicentre de la seva ànima. L’Esteve no ho ignorava, sabia el motiu del mal que l’afligia i recordava amb melangia impossible aquells somriures, aquelles mirades indesxifrables, aquells éssers de vegades tan bonics que se li acostaven per dotzenes a diari per lliurar-li o demanar-li diners a canvi de variar en una llibreta que tots miraven i guardaven amb cura, unes no menys irreals xifres que els seus somnis. I a tots ells, inexorablement, els veia allunyar-se darrera els vidres blindats de la seva presó. De vegades l’oprimia el deler d’agafar la mà que a l’altra banda del vidre li acostava uns bitllets, però el seu aïllament era tan perfecte que només els bitllets podien travessar-lo gràcies a un calaix giratori.

Continua llegint

Filosofía contemporánea_3/3

Resumen del libro de Luis Sáez Rueda Movimientos filosóficos actuales. Editorial Trotta. Madrid, 2009. [Continuación]

Autocrítica y reconstrucción de la razón

Dos posturas ante la “crisis de la razón”

a. Los convencidos de la inexorabilidad de la crisis y que dicha crisis se fundamenta en la pretensión-de-razón misma que propenden un desbordamiento en toda magnitud.
b. Los que identifican la crisis en una devaluación del sentido originario y indeclinable de la razón (nota 1).

Continua llegint

El lado oculto de la vida (por F. Núñez)

Reflexiones a propósito del libro de Javier Roiz, El Mundo Interno y la Política. (Madrid: Plaza y Valdés, 2013) (ver nota final)

No hace falta ser muy perspicaz para darse cuenta de que la vida (personal o pública) está llena de contradicciones. O mejor dicho (pues las contradicciones son un formalismo de la razón, una incoherencia o incompatibilidad lógica): la vida está llena de zonas o rincones ocultos y oscuros que no son fáciles de interpretar o de entender. A veces, y en vano, hacemos un esfuerzo desmesurado por dar a la conciencia –poder “ejecutivo”- las riendas de nuestra vida, pero ésta puede resultar un soberano estúpido o muy ignorante de todos los espacios y dimensiones vitales que debe gobernar. Sencillamente, no puede.

No se trata tan solo de constatar que, por ejemplo, el intelectualismo moral (la idea de que si uno “sabe” -y es consciente- no hace el mal o no toma decisiones estúpidas porque “sabe” lo perjudiciales que pueden resultar), no es un camino acertado para entender nuestro comportamiento. Hay, en el gobierno de nuestras vidas, más actores que la conciencia racional. Y no sólo son (o no únicamente) las cambiantes e imprevistas –y a veces también impertinentes- emociones. Las pobres [a las que pronto dedicaré muchas entradas] suelen dejarse dominar y entender por la razón. Tampoco me refiero a ese juicio torcido que, sabiendo lo que me conviene (“sé lo que debería hacer, y si embargo…”) hago todo lo contrario o, como mínimo, no hago lo que sé que debería y me conviene. Este caso tiene mucho que ver la fuerza de las circunstancias, la estupidez y el dejarnos llevar por “las tentaciones”.

Continua llegint

Filosofía contemporánea_2/3

Resumen del libro de Luis Sáez Rueda Movimientos filosóficos actuales. Editorial Trotta. Madrid, 2009. [Continuación]

EXISTENCIALISMO

Nos situamos ante oposiciones rígidas. Por ejemplo, una oposición entre la vocación humanista y la propensión antihumanista, una tensión entre la afirmación de la potencia del ser en la relación hombre-mundo y el desvelamiento de la amenaza de la nulidad del ser, de la nada.

El de J.P. Sartre se trata de un existencialismo humanista en el que la nada tiende a ser “domeñada” por una comprensión que la convierte en potencia activa de lo propiamente humano, un motor de la construcción de un espacio humano de libertad y responsabilidad(nota 1)

Continua llegint