Cómo ser un investigador 4_4

Cuarta parte del resumen de: C. Booth, G. G. Colomb y J. M. Williams (2008) Cómo convertirse en un hábil investigador. Barcelona: Gedisa.

IV. PREPARARSE PARA HACER UN BORRADOR Y SU REVISIÓN

Hay que tener un plan. El plan ha de reflejar los siguientes elementos:

–         Una imagen de los lectores

–         Un sentido del carácter que quiere proyectaras

–         Una pregunta que define algún hueco en el conocimiento

–         La afirmación principal o tesis (y algunos de los puntos que la sustentarán)

–         La secuencia de las partes (capítulos) del trabajo

Diferentes tipos de esquemas (antes de empezar a escribir)

–         Basado en temes (consiste en una serie de sustantivos o frases nominales)

–         Basado en puntos y en temas (más detallado)

11. Pasos previos y confección de un borrador

Escribir es difícil, mucho más que seguir leyendo y no hay nada más fácil que encontrar mil excusas para posponer el borrador [el arte de procrastinar]

Se está maduro para empezar cuando se tienen los elementos antes mencionados (y si se es experto, también se pueden tener pensadas algunas de las justificaciones y objeciones).

Se puede saber, también, si se puede formular la idea general en una sola oración. Es discutible, no obvio y necesita evidencia. Se es capaz de formular con palabras específicas los conceptos sustantivos centrales.

Se ha de saber que el primer borrador puede parecerse poco al final.

Principios a los que no hay que recurrir:

  • Repetir la tarea (repetir literalmente las consignas de la tarea)
  • Resumir las fuentes (se pueden revisar las fuentes, saber qué se ha dicho sobre el tema, pero debe adoptarse una perspectiva propia. Tampoco se debe reproducir literalmente la “información” del trabajo de campo o las entrevistas literalmente)
  • Estructurar el ensayo entorno a los datos (estructurar el ensayo entorno a lo más predecible de los datos)
  • Estructurar el ensayo entorno a un relato de su investigación (no escribirlo como si, por ejemplo, se estuviera narrando una excavación arqueológica a través de los registros de su investigación)

Un plan para el borrador:

  • Determinar dónde colocar la tesis:

a. O en la introducción (mejor como la última oración) de manera que los lectores sepan a dónde les llevará

b. En la conclusión, para revelar el destino sólo cuando sea evidente [menos recomendable]

(Esto define el contrato que hace con los lectores)

  • Formule una introducción funcional (empezar suministrando algún contexto, suscitar la pregunta como un problema, y la solución –si se conoce-.
  • Determine el conocimiento previo necesario, las definiciones y condiciones. Una vez se tiene la introducción, hay que decidir qué es lo que los lectores deben saber, comprender o creer inmediatamente.
  • Actualice su esquema.
    • Mejor ir de lo viejo a lo nuevo
    • De lo más corto a lo más prolongado y complejo
    • De lo menos a lo más discutible

     

  • Seleccionar y dar forma al material (es como buscar oro, hay que escarbar mucho en la materia prima, seleccionar muy poco y descartar el resto).

Elaborar un borrador revisable

Dos estilos de borrador: Rápido y sucio o Lento y limpio

Mejor establecer una rutina (crear rituales para escribir y seguirlos) [y se evita la procrastinación]

Un peligro que hay que evitar a toda costa:

Hurgar en las notas que se han tomado en la lectura, que están llenas de buenas palabras e ideas… y llenar la palabra cono esas buenas palabras (copiar, plagiar). La mayoría de los plagios son accidentales, ciertamente.

El plagio intencionado puede considerarse un robo.

Definición de plagio: “Se plagia cuando, intencionalmente o no, se emplean las palabras o ideas de alguna otra persona per se omite hacer la cita correspondiente.

Plagio de palabras

Plagio de ideas

Plagio indirecto de palabras (una perífrasis muy cercana puede considerarse un plagio)

Consideración final: Un borrador ha de ser un desafío (no un triunfo… final). Se tiene el esquema y ahora viene el trabajo difícil de descubrir qué hacer con él. Hay que revisarlo constantemente y permitir que fluyan las ideas creativas.

12. Comunicación visual de la evidencia

Presentación visual o verbal de los datos (dependerá del tipo de datos, de cómo se cree que se comprenderán mejor, de la respuesta que se desee, etc.)

Ordenar los datos siguiendo un principio que refleje cómo desea que los lectores los utilicen; cuanto más simple, mejor.

Tablas

Gráficos de barras y circulares

Gráficas de línias

Impacto retórico de las imágenes (debe de controlarse y ser honesto con ello) // Comunicación visual y ética.

Ilustraciones

Hacer visible la lógica de su organización

13. Revisión de la organización y del argumento

Para revisar un trabajo o informe hay que ponerse en el lugar del lector y pensar en la impresión que le va causar a él (y no la que nos causa a nosotros). Hay que pensar en el orden (en el sentido antes expuesto), en la claridad, en la corrección formal, etc.

Analizar i revisar la organización (en 4 pasos):

  1. Identificar el marco más externo del ensayo: la introducción y las conclusiones, y en cada una de ellas una oración que formule la afirmación principal, la solución del problema planteado (las oraciones puntuales principales)
  2. Identificar las secciones principales, con sus introducciones y oraciones puntuales.
  3. Identificar en la introducción los conceptos temáticos centrales y seguirlos a lo largo del resto del estudio. Hacer lo mismo con cada sección.
  4. Retroceder para apreciar la forma global.

1)    El lector debe saber tres cosas sin ambigüedad:

  • Dónde termina la introducción y empieza la parte central
  • Dónde acaba esta y empiezan las conclusiones
  • Qué oración puntual es la principal en la introducción y cuál en las conclusiones

2)    Divídase el ensayo en las secciones principales

Póngase una barra después de la introducción de cada sección principal

Colóquese otra barra antes de la conclusión de cada sección principal

Localícese y resáltese el punto principal de cada sección, la oración puntual

*Ordinariamente, la oración puntual de cada sección deberá ser la última de una breve introducción a la sección.

** Nunca debe colocarse la idea central de una sección en el medio de la misma.

I ahora debemos preguntarnos: ¿si integro todas estas oraciones en un solo párrafo, tendría sentido?

3)    Continuidad de los temas.

Determinar si los puntos y subpuntos están conceptualmente conectados

En la introducción, los lectores deben poder conocer los conceptos centrales que se utilizarán a lo largo del ensayo y cuando finalicen las conclusiones deben de tenerlos gravados en la memoria.

Comprobar que los conceptos clave aparecen en las oraciones puntuales

4)    Comprobar la totalidad. Leer las oraciones principales como si fueran un solo párrafo.

Revisión del argumento

¿La organización que presento, expresa una argumentación o es solo una mezcolanza de citas i datos?

Identifíquese la argumentación (una vez evacuados datos, citas, etc., qué queda del propio análisis, de la propia evaluación, del propio juicio. ¿Qué se aporta?)

___________________________________________________

Idear un título:

. Localice las oraciones puntuales principales…

. En las oraciones principales, circunde las palabras que citan los temas conceptuales más importantes…

. Subraye personas, lugares, datos principales

. A partir de estos dos conjuntos de palabras, cree un título en dos partes que sugiera su pregunta y su respuesta desafiantes. Si se puede hacer en una sola línea, mucho mejor.

Resúmenes:

. Debe formular el problema de la investigación

. Debe anunciar los temas clave

. Debe finalizar con una formulación del punto principal o con un punto de lanzamiento que anticipa el punto principal en el cuerpo del texto.

­­­­­­­­­________________________________________________________

14. La revisión de estilo: para que cuente su historia claramente

Un buen informe de investigación cuenta una historia que sustenta una tesis o que resuelve un problema de investigación.

Primer principio: relatos y gramática

Recordar algo elemental pero complicado: Una oración ha de tener en su “carazón” un sujeto y un verbo. Y en el corazón de un relato (un ensayo es un relato) se encuetran sus personajes y sus acciones.

Procurar no nominalizar las acciones que se quieren explicar de los personajes (explicarlas con verbos, no con sustativos. Por ejemplo: “Locke frecuentemente se repetía a sí mismo por qué el desconfiaba de que las palabras nombrasen las cosas certeramente” (es mejor y más clara que): “La razón de la frecuente repetición de Locke reside en su desconfianza de lo certero de la capacidad de denominación de las palabras.”)

Segundo principio: lo viejo antes que lo nuevo

Último principio: lo complejo al final

________________________________________________

­­­­­­­­­Revisión rápida

Para obtener claridad:

Compruebe

–         Subraye rápidamente las primeras cinco o seis palabras de cada oración (ingnore los “Al principio…”, “En su mayor parte…”)

–         Recorra la página mirando la secuencia de palabras subrayadas para ver si seleccionan un conjunto consistente de palabras relacionadas. Si no es así, debe revisar

Revise

–         Identifique los personajes principales, concretos o conceptuales. Éstos serán los conceptos nombrados que aparecerán más frecuentemente en un pasaje. Hágalos los sujetos de los verbos.

–         Busque palabras que terminen en –ción, -a, -encia, -idad, -mento, etc. Si aparecen al comienzo de las oraciones, transfórmelas en verbos.

Para dar énfasis:

Compruebe

–         Subraye las tres o cuatro últimas palabras de cada oración

–         En cada oración identifique las palabras que comunican la información más nueva, la más compleja, la más destacable retóricamente; las palabras técnicas que esté empleando por primera vez, o los conceptos que las siguientes oraciones desarrollan.

Revise

Revise las oraciones de modo que esas palabras vayan al final.

________________________________________________________

15. Introducciónes

(Atrapar la atención del lector con algo ingenioso y luego decirles lo que se quiere comunicar, no es un mal consejo pero no es útil)

Los tres elementos de una introducción

El lector lee con expectativas. Las expectativas más importantes que se deben crear tienen que ver con el problema de investigación que se plantea. Las primeras oraciones deben convencer que se ha descubierto un problema de investigación que merece la atención y que incluso se podría haber hallado una solución.

La estructura de una introducción debe de incluir los siguientes elementos:

  • una formulación del problema de investigación, incluyendo algo que no sabemos o comprendemos completamente, y las consecuencias si dejamos ese hueco por resolver…
  • una formulación de la respuesta a ese problema, ya sea como la esencia de la solución o como una oración o dos que prometen una solución próxima
  • un bosquejo de un contexto de comprensión que el problema desafía

                                 CONTEXTO—– PROBLEMA—- RESPUESTA

La formulación del problema

La primera parte formula alguna condición de conocimiento incompleto o comprensión errónea

La segunda parte formula las consecuencias de ese conocimiento o comprensión errónea, mediante sus costes o  los beneficios de resolverlo.

La creación de un terreno común de comprensión compartida

(No debe darse por supuesta la complicidad con el lector, por ejemplo, pensando que será el profesor –que ya sabe de qué va- quien lo leerá).

Altere el terreno común con su formulación del problema

Uno/a debe obligarse a elaborar una formulación completa del problema, explorando lo que la audiencia conoce, lo que no y lo que debería conocer…

Controle su respuesta

Una vez alterado el terreno común, formule la esencia de la solución… Prometa una solución

Resumen:

1. Terreno común:     – una formulación general

– un suceso o anécdota

– Una cita o hecho provocativo

Contexto

– Comprensión compartida sobre el estado actual del problema

2. Alteración:            – Desmentida: pero sin embargo, por otro lado…

                                     Formulación del problema

– Condición de ignorancia, falta de comprensión, etc.

– Costes beneficios de dejar esa condición sin resolución o de resolverla

3. Resolución:           Formulación de una respuesta

Punto principal o punto de lanzamiento

[El libro tienen también un breve suplemento para profesores/as, un ensayo bibliográfico y un apéndice sobre la búsqueda de fuentes]

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s