Rituals d’interacció (Randal Collins)

Copio un parell de pàgines, de entre les més brillants, de l’immens llibre de Randal Collins , Sociología de las filosofías. Una teoría global del cambio intelectual. Barcelona: Editorial Hacer (2005). El text és molt revelador, i pot ajudar a posar pau a discussions estèrils sobre què va ser primer, si l’ou o la gallina. O, hi ha estructures socials que utrapassin les interaccions entre individus? Com l’acció individual i situada pot donar lloc a normes i institucions? Com diu Collins, si ens neguem a admetre res més enllà del local, caurem en el relativisme, però si generalitzem les normes que regulen l’acció, caurem en l’idealisme.

Per trobar un equilibri, Collins ens proposa pensar en termes d’interacció ritual.
Teoría general de los rituales de interacción

Hay que empezar por el lugar en el que se desarrolla toda la acción: las situaciones locales. Los acontecimientos siempre tienen lugar en un hic et nunc. [La microsociología ha estudiado la estructura y dinámica de estas situaciones, y se ha interpretado que se centraba en el actor o agente individual] Pero una situación no es sino la interacción de cuerpos humanos conscientes, durante unas horas, minutos o, incluso, unos pocos microsegundos. Un agente es más pequeño y más grande que una situación (se extiende a lo largo de situaciones).
[El yo es una macroestructura… una derivación analítica porque se construye por medio de la dinámica de las situaciones sociales…]

La historia humana está hecha de situaciones locales. Nadie ha estado fuera de ellas y todos nuestros datos y visión del mundo proviene de ellas… Esto es un tema epistemológico… Si uno se niega a admitir nada que se encuentre más allá de lo local, acaba llegando a alguna de las versiones del escepticismo o del relativismo; si uno idealiza lo que ocurre en situaciones tales como el seguimiento de unas reglas y utiliza las reglas inferidas como herramienta para la construcción del resto del mundo, acaba llegando a algún tipo de idealismo.

En sociología el interaccionismo simbólico introdujo la primacía de lo local y se radicalizó con la etnometodología (y lo ha recogido la CTS de Latour)…
Negar la existencia de todo lo que no sea local, si bien puede ser cierto en un sentido, nos lleva a error. Cierto que si no es una cosa local, dónde podría existir… pero las situaciones locales nunca van solas, las situaciones locales se rodean unas a otras en el tiempo y en el espacio. La sociedad, como macronivel ha de concebirse no como un estrato vertical por encima de lo micro, sino como el despliegue del rollo de las microsituaciones. Las microsituaciones están incrustadas en macroesquemas, que constituyen el modo en que en el que las situaciones se encadenan las unas con las otras… El hic et nunc depende de lo que ha sucedido allí y entonces… Podemos entender tales macroesquemas, sin por ello deificarlos como si se tratara de objetos autosubsistentes, si pensamos en ellos como en la dinámica de las redes, la formación de toda una malla de cadenas de encuentros locales que yo he denominado cadenas de rituales de interacción.

Goffman utilizó el término “ritual de interacción” para llamar la atención sobre el hecho de que los rituales formales de la religión que Durkheim analizó son el mismo tipo de suceso que tiene lugar de manera ubicua en la vida de cada día. Los rituales religiosos son arquetipos de las interacciones que unen a los miembros para formar una comunidad moral y que producen determinados símbolos que actúan como lentes a través de las cuales los miembros ven el mundo, además de cómo códigos por medio de los cuales se comunican… Para Goffman, cada encuentro fugaz es un pequeño orden social, una realidad compartida construida por medio de rituales de solidaridad que marcan el comienzo y el final a través de gestos formales de saludo y de despedida, así como de pequeñas marcas de respeto que idealizan tanto la ocasión como los yos participantes.
Variabilidad de esta ritualidad. Continuo que va de situaciones que producen intensa solidaridad hasta los rituales más mundanos o encuentros que no producen ninguna solidaridad. Hay que comprender el origen de tal variabilidad. Hace falta una teoría de los RI (rituales de interacción) para la sociología del pensamiento y las emociones individuales y para entender las conexiones entre situaciones locales.

Ingredientes de una interacción ritual:
un grupo de al menos dos personas se reúne físicamente;
concentran la atención en un mismo objeto o en una misma acción, y cada una de las personas es consciente de que las demás también se mantienen centradas en ese mismo objeto de atención;
comparten un estado de ánimo o emoción común.
El centro de atención compartido y el estado de ánimo en común se intensifican por acumulación. Movimientos corporales, actos de habla… se acompasan a un ritmo compartido. Al intensificarse la microcoordinación, los participantes se unen temporalmente en una realidad compartida, y experimentan la presencia de una barrera entre esa situación y cualquiera que esté fuera de ella.
Como resultado, los participantes se vuelven miembros de un grupo, moralmente obligados los unos con los otros. Esta relación resulta simbolizada por cualquiera que haya sido el centro de atención durante la interacción ritual… Cuando se utilizan esos símbolos se recuerda la pertinencia al grupo…  los símbolos se agotan si no se los encuentros no se producen tras un periodo de tiempo… Hay que repetir los rituales, de ello depende la supervivencia de los símbolos … Los símbolos suficientemente cargados determinan la conducta del individuo en determinados casos… y se convierten en emblemas a defender ante extraños y profanos… marcan los límites de lo adecuado y son bandera de batalla que precede al grupo.
La energía emocional de los individuos que toman parte de los RI es directamente proporcional a la intensidad de la interacción. Durkheim la llamó fuerza moral, la corriente de entusiasmo que hace posible que los individuos, metidos de lleno en la participación ritual, lleven a cabo actos heroicos de fervor o de autosacrificio. .. Además carga a los individuos como si fueran baterías eléctricas y, cuando se encuentran lejos del grupo, les proporciona el grado correspondiente de entusiasmo hacia los fines simbólicos ritualmente creados… En buena parte en esto consiste la personalidad individual (líderes carismáticos… líderes, estrellas de la sociabilidad, pasivos o solitarios y deprimidos. –según la participación y la carga-). Energía emocional que desaparece tras un período de tiempo…

Toda la vida social es la ecología de los cuerpos humanos, que se reúnen y se apartan del paisaje. Allí donde se reúnen varios individuos, sus encuentros participan en medida diversa de las cualidades que, según hemos señalado, generan rituales de interacción… Estos encuentros producen una corriente constante de motivaciones sociales, ya que las personas salen de cada situación con su carga de símbolos marcados (lo que podemos denominar su capital cultural o CC) y con una determinada energía emocional. Las personas se sienten atraídas por las situaciones donde mejor pueden utilizar el capital cultural y los recursos simbólicos previamente adquiridos para centrar la acción discursiva y de este modo generar mayor solidaridad. Las vidas de los individuos son cadenas de interacciones rituales; la formación de estas cadenas constituye lo que es la estructura social, en sus millones de formas.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s