Bauman_Comunitat (Resum)

Bauman, Z. (2003) Comunidad. En busca de seguridad en un mundo hostil. Madrid: S. XXI.

Aquest petit (en extensió) llibre de Bauman és un gran llibre, cabdal per entendre el pensament de l’autor (tot i no aparèixer el seu concepte estrella: “Liquid”) i per entendre algunes de les tensions fonamentals del nostre món, seguretat, pertinença, autonomia…

                             “Si ha de existir una comunidad en un mundo de individuos, solo puede ser (y tiene que ser) una  comunidad entretejida a partir del compartir y del cuidado mutuo; una comunidad que atienda a y se respondabilice de la igualdad del derecho a ser humanos y de la igualdad de posibilidades para ejercer ese derecho” (pàg. 175)


Cites i comentaris:
Obertura, o bienvenidos a la comunidad elusiva
Tenim el sentiment que la comunitat sempre és quelcom bo… és un lloc càlid, acollidor, confortable (7). [Bauman, descriu tot el positiu que sembla tenir la comunitat. Encara que ho fa amb cert to irònic]

“El de comunidad es hoy otro nombre para referirse al paraíso perdido al que deseamos con todas nuestras fuerzas volver, por lo que buscamos febrilmente los caminos que puedan llevarnos allí” (9)

Referència a l’autor clàssic de la sociologia F. Tönnies:
http://www.teoriasdelaamistad.com.ar/pagina5/Unidad6/2Tonnies2.pdf
http://www.identidadcolectiva.es/pdf/52.pdf

1. La agonía de Tántalo
Mite de Tantaló –pàg. 11- que es va voler apropiar del que només es podia gaudir com un do.

Missatge del mite: es pot ser feliç mentre es conservi la innocència, “mientras uno disfrute su felicidad en tanto que se mantiene ignorante de las cosas que le hacen feliz y no intenta juguetear con ellas, y no digamos “tomarlas en sus propias manos”” (14)

Es repassa el concepte de comunitat de Tönnies: a la base hi ha un “enteniment comú”, que es produeix de forma natural i fa que la gent estigui unida (15-16) Quan l’enteniment és el resultat de la negociació és possible que s’acabi convertint en un hàbit sobre el qual no cal reflexió… (però no és el mateix) (17)… La comunitat només pot ser inconscient… o estar morta (18). Una comunitat que parla d’ella mateixa és una contradicció in terminis.

La comunitat ha de ser distintiva respecte altres grups humans, petita (tots els membres han d’estar a la vista) i autosuficient (18). [Dificultat de mantenir, avui, una comunitat amb aquestes característiques. Tampoc és possible tornar-la a fer un cop s’ha desfet]

“La “identidad”, la palabra y el juego de moda, debe la atención que atrae y las pasiones que despierta a que es un sucedáneo de la comunidad: de ese supuesto “hogar natural” o de ese círculo que se mantiene cálido por fríos que sean los vientos del exterior.” (22)
“Una vida dedicada a la búsqueda de la identidad está llena de ruido y de furia. “Identidad” signifca destacar: ser diferente y único en virtud de esa diferencia, por lo que la búsqueda de la identidad no puede sino dividir y separar.” (23)

El destí dels que actualment busquen la comunitat és el de Tántalo, estan abocats a què el seu propòsit els eludeixi… (24)

2. Rearraigar lo desarraigado.

Seguretat i llibertat (30) [Dos conceptes que s’intercanvien, l’un en detriment de l’altre]
Procés històric (30ss). L’emancipació d’uns va requerir l’opressió d’uns altres (35). La guerra a la comunitat es va fer en nom de l’alliberament de l’individu de la inèrcia de la massa…

“ Pero la finalidad genuina, aunque no manifiesta, de esa guerra era en extremo opuesta a su objetivo declarado: desmontar los poderes comunitarios creadores de pautas y roles, de tal modo que las unidades humanas despojadas de su individualidad pudieran condensarse en la masa trabajadora” (36)
“Los gestores de la industria capitalista y los predicadores morales que se apresuraron a prestarles su ayuda mediante la “ética del trabajo” que establecieron y predicaron deseaban forzar o inspirar a los obreros fabriles a ejecutar “tareas fútiles” con la misma dedicación y abandono de sí con la que acostumbraban a desempeñar su “trabajo bien hecho”” (38)

“Durante la mayor parte de su historia, la modernidad fue una época de “ingeniería social” en la que no se podía confiar en la emergencia y reproducción espontánea del orden; una vez desaparecidas para siempre las instituciones autorregeneradoras de la sociedad moderna, el único orden concebible era el que se diseñaba utilizando el poder de la razón y se mantenía mediante el control y la gestión cotidianas.” (47)

3. Tiempos de desvinculación, o la gran transformación, versión segunda.

Poder: consisteix en la presa de decisions i està en mans de qui les pren.
Poder modern: dret a gestionar les persones, a ordenar, a establir normes de conducta i imposar l’obediència a les normes… (50)
Arriben els temps de la gran desvinculació (51ss)… controlar i mantenir l’ordre s’ha convertit en una patata calenta de la qual estan més que disposat a desfer-se’n els qui són prou forts per a alliberar-se d’això i deixar-ho en mans dels inferiors jeràrquics, dèbils per desfer-se del regal enverinat…. (51)
Les gents normals viuen en un estat permanent de precarité (segons Bourdieu, inseguretat del nivell social, incertesa respecte del futur dels medis de vida i pesant sentiment de no controlar el present) que es combina amb una incapacitat de fer plans i actuar conforme a ells (52) [En això consisteix la felicitat segons el model liberal: en la realització d’un pla racional de vida!]
Malgrat això, funcionen les fàbriques d’obediència: entre la incertesa i la inseguretat, la disciplina (o, més bé, el sotmetiment a la condició que “no hi ha alternativa”) s’autoimpulsa i s’autoreprodueix i no requereix capatassos ni sergents per supervisar els sues efectius, constantment reposats (52)
Es trenca el panòptic (però no l’ordre).
El conductisme ja no és una bona “imatge” pel comportament humà (55)
El treball com a eix de la vida, s’ha desfet (56)
Dins de la família les coses no semblen més sòlides que al carrer (58)

“En resumen: se ha acabado la mayoría de los puntos de referencia constantes y sólidamente establecidos que sugerían un entorno social más duradero, más seguro y más digno de confianza que el tiempo que duraba una vida individual… “ (58)

Decadència, mort o eclipsi de la comunitat (d’una experiència de compartir la biografia, d’estar estretament entrelligats) (59). Debilitament de les lleialtats i els llaços personals.

“La miseria de los individuos que se enfrentan a todo esto en solitario puede ser dolorosa y repelente, pero los compromisos firmes y vinculantes para actuar conjuntamente parecen augurar más perjuicio que beneficio. Puede que se descubra que las balsas estaban hechas de papel secante cuando ya se haya perdido la oportunidad de salvación.” (59-60)

La secesión de los triunfadores

“Los actuales patricios no requieren ya los servicios de la comunidad; en efecto, no pueden ver qué podría ofrecerles permanecer en y con la comunidad aparte de lo que ya han logrado asegurarse o todavía confíen en asegurarse mediante sus propias hazañas, mientras que sí pueden pensar en bastantes beneficios que podrían perder si tuvieran que amoldarse a las demandas de la solidaridad comunal” (62)

El cool com característica dels nous triomfadors (62ss)

“El único atractivo del exilio autoelegido es la ausencia de compromisos, y en particular de compromisos a largo plazo del tipo que limita la libertad de movimientos en una comunidad con su confusa intimidad. Una vez que los compromisos son reemplazados por encuentros fugaces, por pausas “hasta nuevo aviso” o “de una noche” (o un día), uno puede suprimir del cálculo los efectos que las propias acciones pueden tener en la vida de otros. El futuro pude ser tan evanescente e impenetrable como antes, pero al menos esta característica, por lo demás inquietante, no importa demasiado en una vida que se vive como una sucesión de episodios y como una serie de nuevos comienzos.” (64)

“Acabar constantemente y volver a empezar desde el principio: esa es la esencia de la fórmula de vida de Don Juan, y para que se pueda aplicar de forma coherente esa fórmula requiere, más que ninguna otra cosa, que no se establezcan vínculos ni se acepten compromisos, que no se dé el consentimiento a la responsabilidad por las consecuencias de los placeres pasados: en otras palabras, se postulaba la ausencia de comunidad.” (65) (una multitud de Don Giovannis no constituiría una comunidad)

La proximidad de otros intereses de vida y de otras formas de vida alternativa mina las comodidades del “acabar deprisa y empezar desde el principio”, y por esa razón los intrusos importunan y molestan.

Extraterritorialitat de les noves èlits (66). Què significa? (66ss)

“El estilo de vida “cosmopolita” de los nuevos secesionistas no está pensado para la imitación masiva, y los “cosmopolitas” no son los apóstoles de un nuevo modelo de vida nuevo y mejor, ni la vanguardia de un ejército que avanza. Lo que celebra su estilo de vida es la irrelevancia del lugar, una condición que está señaladísimamente fuera del alcance de la gente ordinario, o de los “nativos” firmemente vinculados al terreno, quienes (en caso de que intenten sacudirse las cadenas) es probable que se encuentren en el “ancho mundo exterior” con funcionarios de inmigración hoscos y hostiles y no con recepcionistas de hotel de acogedora sonrisa…
La secesión de los triunfadores es, en primer lugar y ante todo, una huida de la comunidad” (68-69)

Dos fuentes de comunitarismo

Este breve examen del nuevo cosmopolitismo parece indicar que los triunfadores (quienes logran convertir la individualidad de jure, una condición que comparten con el resto de los hombres y mujeres modernos, en individualidad de ipso, una capacidad que les distingue de un gran número de contemporáneos) no necesitan la comunidad (71)

Necessitat de la visió meritocràtica (que tants privilegis permet tenir als triomfadors). No sembla que convingui acceptar el principi comunitari de compartir (que significaria pèrdua de privilegis) (72)
Com veuen la identitat (els triomfadors) (74)
La identitat, en els temps líquids, ha d’estar sempre en construcció (78)
Una cosa semblant passa amb la comunitat, els usos de la qual són confirmar, en virtut de l’impressionant poder del número, l’adequació de l’elecció actual, i prestar part de la seva gravetat a la identitat a la qual confereix el segell de l’aprovació social. Ha de ser tant fàcil desmuntar-la com fàcil ha estat compondre-la. Ha de ser i mantenir-se flexible, sense ser mai més que “fins a nou avís” i “mentre duri la satisfacció”… (78)
“Al igual que la belleza se reduce a la experiencia artística, la comunidad en cuestión se proudce y consume en el círculo cálido de la experiencia”  (78)
Les seves entrades i sortides estan obertes de bat a bat.

Los ídolos son necesarios para otro fin: para garantizar que la no-permanencia y la inestabilidad no son desastres sin paliativos, y pueden acabar siendo billetes premiados en la lotería de la felicidad; uno puede tener una vida razonable y gozosa entre arenas movedizas. Por consiguiente, los ídolos –es decir, aquellos ídolos que de verdad son necesarios- deben transmitir (es más, encarnar) el mensaje de que la no permanencia perdurará, al tiempo que muestran que la inestabilidad es un lugar del que puede disfrutarse. Por cortesía de la industria publicitaria y de entretenimiento no son escasos tales ídolos.
(ejem: futbolistas (deportistas), cantantes, actores, presentadores de tv. o top models. De fet no hi ha res tan efímer com l’entreteniment i la bellesa física. No hi ha d’haver temps per a què se sedimentin vincles duradors entre ídols i fans, i cap ídol únic ha de tenir un domini durador) (83)

Mientras sean festivas y alegremente consumidas, las comunidades centradas en los ídolos son difíciles de distinguir de lo “auténtico”; pero cuando se comparan con lo auténtico tienen la ventaja de estar libres de lo repelentemente pegajoso y embarazoso de las Gemeinschaften ordinarias, con su odiosa tendencia a sobrevivir a su utilidad y buena recepción. El truco que llevan a cabo las comunidades estéticas centradas en los ídolos es transformar la comunidad, de un temido adversario de la libertad de elección individual, en una manifestación y reconfirmación (genuina o ilusoria) de la utonomía individual. (84)

En ocasiones, una comunidad estética puede constituirse en torno a un acontecimiento festivo único, como un festival de música pop, un parido de fútbol o un espectáculo de moda que atraiga a las masas (85)

El que caracteritza a aquestes comunitats és la naturalesa superficial i episòdica dels vincles que sorgeixen entre els seus membres (86)… No teixeix una xarxa de responsabilitats ètiques, i per tant de compromisos a llarg termini.
Això no obstant, no és el que busquen els individus en la comunitat.

“En suma, lo que probablemente percibirán los individuos de jure pero es evidente que no de ipso en la visión de la comunidad es una garantía de certidumbre y seguridad, las cualidades que más echan de menos en los empeños de su vida y a las que no pueden acceder mientras sigan actuando en solitario y dependiendo sólo de los escasos recursos de los que disponen privadamente” (87)

Derecho al reconocimiento, derecho a la redistribución.

Naturalesa de la modernitat liquida (i de l’elit global i extraterritorial) (90)

“Las demandas de redistribución proclamadas en nombre de la igualdad son vehículos de integración, mientras que las reivindicaciones de reconocimiento reducidas a la pura distinción cultural promueven la división, la separación y, finalmente, una quiebra del diálogo.” (93)

[Sobre el relativisme]
”No todas las diferencias tienen el mismo valor, y algunas formas de vida y de convivencia son superiores éticamente a otras; pero no hay ninguna forma de discriminar cuál es cuál a no ser que se den las mismas oportunidades a todas ellas para defender y probar su causa.” (95) (…)

El sentiment de què és just i injust també ha canviat. Abans la rebel·lió era contra la injustícia de les condicions del passat. Això perd el seu potencial regulador amb la modernitat (ara és més aviat una comparació envejosa amb l’entorn). Què ha fet canviar aixó?:
la proclamació del plaer, o felicitat, com fi suprem de la vida i promesa feta en nom de la societat… (97)
“Ya no hay razón alguna para medir la justicia de la propia condición buscando en la memoria; existen, no obstante, muy buenas razones para comparar la propia miseria con los placeres actualemente en oferta, de los que otros disfrutan pero que nos han sido negados a nosotros. La injusticia cambia su significado: ahora significa quedarse rezagado en el movimiento universal hacia una vida más placentera… (98)
Els nivels de vida s’han de mantenir constants (i en augment) [No importa si les desigualtats són immenses, això es percep com “natural”, el que importa és no recular un mateix](99)

La percepció de la injusticia ha paitit també un procés de individualització.
El dret d’escollir no està, com és obvi, gens garantit (105)

De la igualdad al multiculturalismo

Les minories ètniques són en primer lloc i abans que res productes d’un confinament des de l’exterior, i només en segon terme, si és el cas, resultat de l’auto confinament (108).

Il·lustració i nacionalismes moderns (voluntat d’assimilar la varietat de formes de vida tradicionals i dissoldre-les en un únic model nacional ) (110) [Això es va fer contra les comunitats ètniques i locals]

Separació (en la modernitat líquida) entre el poder i la política (116). Pèrdua de poder de l’estat-nació.

“Renunciar al control sobre los procesos económicos y culturales y cederlos a los poderes del mercado, es decir, a fuerzas esencialmente extraterritoriales… el control policial del territorio administrado es la única función que se deja enteramente en manos de los gobiernos estatales… (117)

“El vacío normativo abierto por la retirada de la puntillosa regulación estatal sin duda trae más libertad. Ninguna “historia de identidades” es inmune a las correcciones; puede ser objeto de una retractación si se desvela insatisfactoria o no tan buena como la próxima. En el vacío, la experimentación es fácil y encuentra escasos obstáculos: el inconveniente es que, gratificantes o no, los productos experimentales nunca son seguros; su expectativa de vida es reconocidamente breve y por tanto la seguridad existencial que prometían volver a traer se resiste a llegar… Las relaciones elegidas no perdurarán a no ser que la voluntad de que arraiguen se proteja frente al peligro de disipación.” (118)

Condicions favorables per les èlits dominants (l’ordre global requereix molt desordre local per no tenir res a temer) (…)

Multiculturalisme (127)
El nuevo culturalismo, igual que el antiguo racismo, se orienta a aplacar los escrúpulos morales y reconciliar con el hecho de la desigualdad humana, bien como una condición que desborda las capacidades de intervención humana (en el caso del racismo), bien como una situación difícil pero en la que no se debería interferir para no violar sacrosantos valores culturales (128)…
Lo que no dice la visión “culturalista” del mundo es que la desigualdad es su propia causa más poderosa, y que representar las divisiones que disemina como un aspecto inalienable de la libertad de elección, y no como uno de sus más destacados obstáculos, es uno de los principales factores que la autoperpetran. (129)

El gueto como referencia

En el camino hacia la globalización, al espacio le aconteció una extraña aventura: perdió importancia a la vez que ganaba significado… No es pot confiar en què l’Estat faci alguna cosa per mitigar la inseguretat de l’existència.

“La seguridad, como todos los demás aspectos de la vida humana en un mundo implacablemente individualizado y privatizado, entra en el ámbito del “hágalo usted mismo”. (134)

En aquest context (el de la recerca de solucions individuals a la manca de seguretat, en una ciutat, per exemple), comunitat equival a aïllament, separació, murs protectors i vigilants (135). Separació en lloc de negociació de la vida en comú; criminalització de la diferència residual: aquestes són les dimensions de l’evolució de la vida urbana…
Què significa comunitat en aquest context (pàg. 137).
homogeneïtat dels que estan dins en contrast amb l’heterogeneïtat dels que estan fora…

“… la finalidad básica de los guetos voluntarios, por el contrario, es evitar que los de fuera entren en él: quienes están dentro pueden salir a voluntad. “ (138)

Los guetos voluntarios comparten con los genuinos una tremenda capacidad de autoperpetuar y autoexacerbar su aislamiento (139)
Guetos negrés i cités franceses: veritables “abocadors” de pobres (estigmatitzats territorialment) (141)

“En pocas palabras, la guetificación es parte integral del mecanismo de tratamiento de residuos que a veces se pone en marcha cuando los pobres ya no son útiles como un ejército de productores en la reserva y se han convertido en consumidores fallidos y por tanto también inútiles. Según resume Wacquant sus hallazgos, el gueto “sirve no como reserva de mano de obra industrial desechable, sino como un mero vertedero para [aquellos para los que] el entorno social no tiene un uso económico o político…” (142)

Los guetos y las prisiones son las dos variedades de la estrategia de atar a los indeseables al terreno, de confinamiento y la inmovilización. (142)

Les presons són guetos amb murs i els guetos presons sense murs (143)
La vida al gueto no sedimenta la comunitat. Compartir l’estigma i la humiliació pública no converteixen en germans als quals pateixen: alimenta la irrisió, el menyspreu i l’odi mutu… Un gueto no és un hivernacle de sentiments comunitaris. És, al contrari, un laboratori de desintegració, atomització i anomia socials…
En resum: el gueto suposa la impossibilitat de la comunitat. (145)

¿Múltiples culturas, una sola humanidad?

“El multiculturalismo es la respuesta más habitual entre las clases cultas y creadoras de opinión a la incertidumbre mundial respecto a qué tipos de valores merecen ser estimados y cultivados y qué direcciones deben seguirse con firme determinación…(es tracta d’una manera de dir: ho sento, no et podem treure d’aquest embolic en el qual estàs fotut. Sí que hi ha confusió sobre els valors, sobre el significat de “ser humà”, sobre les formes adequades de conviure, però t’has d’apanyar sol i atenir-te a les conseqüències si no t’agraden els resultats)” (147)

Es recorda quina havia estat la missió dels intel·lectuals moderns (…)
En què va consistir la construcció de l’Estat modern (150) (…) Tot això s’ha acabat.

P. e. “la función de la empresa ya no es guiar, regular y controlar a sus empleados; ahora es al revés: compete a los empleados probar su capacidad, demostrar que aportan valores de los que carecen otros empleados… Las actuales empresas pagan a los empleados por el tiempo que se les exige trabajar para la compañía pero reivindican todas sus demás capacidades, toda su vida y toda su personalidad… el trabajo significa exámenes diarios de capacidad y dedicación, los méritos acumulados no garantizan la estabilidad futura.” (152)

Societat de consum.
Podemos situar el nacimiento de la sociedad de consumo y de la mentalidad de consumo aproximadamente en el último cuarto de siglo pasado, cuando la teoría del trabajo de Smith/Ricardo/Marx/Mill fue puesta en tela de juicio por la teoría de la utilidad marginal de Menger/Jevons/Waldras: cuando se afirmó a las claras que lo que da a las cosas su valor no es el sudor requerido para producirlas (como diría Marx), o la autorrenuncia que se precisa para obtenerlas (como diría Georg Simmel), sino un deseo que busca satisfacción; … (153-4)

El quebrantamiento de las normas (o más bien, el trascender la norma con un apresuramiento que priva a los hábitos del tiempo que requieren para coagular en normas) es el principal efecto de la tentación y la esencia de la seducción. Y en ausencia de normas, el exceso es la única esperanza de la vida…
Nada es excesivo cuando el exceso es la norma. (154)

Si la secuencia de pasos no está predeterminada por una norma (…), la experimentación continua es lo único que alienta la esperanza de encontrar alguna vez el objetivo, y semejante expereimentación exige numerosos caminos alternativos… (156)
(…)

Epílogo

“Echamos en falta la comunidad porque echamos en falta la seguridad…” (169)
Inseguretat [Beck_Societat del risc]. Recerca de solucions biográfiques a contradiccions sistémiques.

“De modo que tendemos a buscar un remedio para el malestar de la inseguridad en el cuidado de la seguridad, es decir, en el cuidado de la integridad de nuestro cuerpo con todas sus extensiones y trincheras de vanguardia: nuestro hogar, nuestras propiedades, nuestro vecindario.” (170)

Ningú parla, però, de “inseguretat existencial” o “incertesa ontològica” (i molt de les amenaces al carrer, a la llar o als nostres cossos) (…) 171

L’atracció de la comunitat dels somnis comunitaris es basa en la promesa de la simplificació (…) (173-4)
La comunitat del projecte comunitari no farà sinó exacerbar la condició que prometia rectificar… (174)… el que hauria de fer és enfrontar-se a les dues patologies de la societat atomitzada: la igualtat i els recursos necessaris per reconvertir el destí dels individus de jure en les capacitats dels individus de ipso i, per una altra banda, oferir les garanties col·lectives enfront de les incapacitats i desgràcies individuals.

“Si ha de existir una comunidad en un mundo de individuos, solo puede ser (y tiene que ser) una comunidad entretejida a partir del compartir y del cuidado mutuo; una comunidad que atienda a y se respondabilice de la igualdad del derecho a ser humanos y de la igualdad de posibilidades para ejercer ese derecho” (175)

P.S.: Fixeu-vos com s’assembla a aquest altre títol: Ch. Lasch (1996). Refugio en un mundo despiadado. Reflexiones sobre la familia contemporánea. BCN: Gedisa.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s