Angry Birds. Sobre la ira. (per F. Núñez)

Por qué están tan enfadados los pájaros del popular juego “Angry birds”?  Parece ser que un grupo de cerdos les ha robado los huevos y tratan de recuperarlos y destruir a los ladrones.

Podrían haber reaccionado de otra manera que con un “cabreo monumental” a la ofensa que les han ocasionado? Había una mejor estrategia que la ira para intentar recuperar lo que es suyo? Podían no haberse ofendido y haber actuado de otra forma?


En un excelente libro sobre las emociones, What Our Emotions Are Really Telling Us (editado por Oxford University Press, 2007) Rober C. Solomon   argumenta sobre algunos de estos pormenores. Nos hacemos eco de alguno de ellos.

Así, de entrada, tendemos a simpatizar con el enfado de los pájaros porque, en principio, nos parece normal su reacción al prejuicio y a la ofensa causada por los cerdos. Solemos o podemos airarnos (hay quien suele hacerlo), cuando se nos ofende. Aristóteles define la ira como “el deseo, acompañado de ungustia (física y mental), de represalia por causa de una ofensa (menosprecio) que se ha dirigido, sin justificación, contra nosotros o alguien próximo a nosotros. Aunque la ira suele dirigirse contra individuos, en este caso los pájaros están enfadados con todos los cerdos, convirtiendo su enfado en una lucha entre “especies”.  Sea como sea, la ira es una respuesta a la percepción y al juicio de la ofensa o revés que nos han propiciado, sin aparente motivo. Implica una acusación de culpa (aunque sea irracional, como cuando nos enfadamos con la lluvia que nos impide salir a pasear) y, a veces, el deseo de “restitución” o venganza.

En cualquier caso, nos dice Solomon, la ira es mucho más que una emoción básica o un conjunto de sentimientos. Se trata, de una interacción (entre personas o con una situación o tarea) y de una manera de situarse uno en el mundo. No olvidemos que una “ofensa” siempre se circunscribe en un contexto social y cultural determinado. Es significativo que, para los humanos más que para los pájaros, la mayoría de las ofensas son verbales.

Lo que nos importa subrayar aquí, y que es la tesis que nos parece más relevante y atractiva de Solomon, es que una emoción es (como mínimo “también”) una manera autoconsciente de implicar-se, de estar, en el mundo. Por eso, para entender un enfado, o a nuestros pájaros airados, hay que entender que clase de implicación es la ira.

En el caso que nos ocupa, gracias a la ira, los indefensos pajaritos pueden responder de forma contundente a los cerdos abusones. De hecho, gracias a su “explosivo” enfado pueden casi invertir la situación de dominación y reducir a los cerdos a una estrategia de defensa, aguantando el temporal que se les viene encima.

En algún momento de la vida de los pájaros que el juego no relata, estos han aprendido que, ante esa situación, les convenía actuar con ira. Aprendemos, porque lo practicamos, en qué contextos nos conviene más, es decir, nos resulta favorable, reaccionar de una manera u otra, dar rienda suelta o no a nuestras emociones. Es evidente que en este caso, la estrategia de los pájaros les ha permitido invertir una situación y, como hemos dicho, pasar del dominio a la dominación, de la ofensa a la acusación (moral)… vosotros, cerdos ladrones!

Es posible que como mecanismo de “reacción” y de defensa o ataque ante una situación de ofensa (de agravio o de ataque) pueda tener sus contrapartidas y sus riesgos. Es posible también, que haya estrategias mejores (más inteligentes? menos agresivas? más eficaces?) que la ira, lo cual, nos advierte Salomon, no la convierte en una emoción negativa (aunque sí es cierto, como reconoce Aristóteles, que la ira comporta malestar en la persona que se aíra).

Hay situaciones en las que está totalmente justificado enojarse. Y en el caso de los “angry bird”, además, nos proporciona un entretenido juego.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s